HomePolíticaAcadémico habla sobre los pilares para la cuarta transformación

Académico habla sobre los pilares para la cuarta transformación

La nueva transformación no será por la vía violenta, pero no va a estar exenta de obstáculos, de impedimentos, ni de ataques, como ocurrió en la independencia, la reforma y la revolución mexicana.

“Cuando hablamos de estas transformaciones vemos el nivel del reto, no tenemos que pensar sólo en un cambio de gobierno, sino en un gran objetivo que tenga como consecuencia grandes cambios en aspecto económico, político, social y cultural, que no vivamos cuestiones idílicas”, llamó José Antonio Rueda, profesor de la universidad de Chapingo y del Politécnico, y promotor del Taller de Formación Política de Morena.

En el arranque de estos talleres en Michoacán expuso que la cuarta transformación hay cuatro pilares fundamentales:

La lucha contra la corrupción. La crisis que vive nuestro país no se puede afrontar sin cortar de tajo la corrupción y la impunidad. “No es un aspecto menor, en la lógica de la etapa neoliberal la economía de México vino impregnada de un alto grado de corrupción. Se privatizan las empresas de la nación que impactan la economía, allí hay una práctica de corrupción permanente”, evidenció el académico.

Esta corrupción estuvo tolerada por funcionarios públicos que sacaron ventaja en los moches al momento de aplicar los recursos, por eso la lucha contra la corrupción no es una cuestión menor, es atacar la forma en la que México se viene desarrollando desde hace 35 años.

El segundo pilar es el papel del Estado, porque desde la revolución neoliberal se vino achicando hasta llegar a ser una especie de árbitro que no tiene mayor presencia, “pero el Estado debe ser un factor fundamental para incidir en la orientación económica y social del país”.

“Desde una propuesta marxista el Estado que era territorio, gobierno y población, ahora es un aparato de opresión de una clase hacia otra, se integra por la estructura judicial y militar. El Estado es hoy un ente que no es nacional, sino supranacional”, expuso Antonio Cuevas.

En el ámbito económico actual el Estado ve inmiscuidos entes ajenos que afectan a la nación y al propio gobierno, ya no puede incidir de manera importante en el ejercicio del gobierno. El achicamiento del Estado ha llevado a que el pez grande se coma al chico.

“El Estado no tiene capacidad para moverse, eso es lo que tenemos que cambiar, porque se puede llegar al gobierno, pero no al poder; sin embargo, llegar al gobierno es una forma de llegar al Estado, aquí es donde se debe reflexionar, como pasó en Venezuela o Bolivia, donde sin llegar a los extremos han logrado tener un gobierno que es cada vez más un aparato del Estado, porque persiguen un objetivo de gobierno para la nación”.

El Tercer Pilar es la austeridad republicana. Había funcionarios que ganaban hasta medio millón de pesos en nómina, pero el problema no termina con los altos sueldos, sino las canonjías que van más allá de los salarios; los ministros no ganan 600 mil pesos, ganan más, porque les pagan viajes, viáticos y bienes suntuarios, su salario es como de dos millones de pesos.

“Tenemos que romper con esa tendencia, que los gobernantes de Morena tengan una vocación de servicio, que no se alejen de los ciudadanos y que tengan la sensibilidad de lo que padece una gran parte de la sociedad mexicana”, explicó Antonio Rueda.

El cuarto pilar es el modelo económico, buscar el equilibrio de las tendencias macroeconómicas.

“Todas los anteriores son aspectos que al modelo económico le tiene sin cuidado, tan esa así que el gobierno de Peña Nieto dicen que no hay crisis económica, que hay un crecimiento económico, pero es evidente que no se pone énfasis en la realidad de los ciudadanos, del abandono de la seguridad social o el trabajo, estos elementos que pasaron a ser secundarios, ahora tiene que ser prioritarios”.

Tratando de ser realista el ponente señaló que Andrés Manuel sólo no puede lograr el cambio.

“El 1 de julio, después de una serie de penurias, llegamos a un México decidido, que no se vendió, que fue a las urnas y dio una respuesta contundente: que éste país cambie. Tenemos que buscar la continuidad, asumir que el cambio en México requiere de todos. Una sociedad pasiva no va a tener ninguna posibilidad”, sentenció el ponente.

Tu opinión es importante:

comentarios