HomeRevolucionesComunidades indígenas toman instalaciones de la Subestación Eléctrica Carapan

Comunidades indígenas toman instalaciones de la Subestación Eléctrica Carapan

Con la toma de las instalaciones de la subestación eléctrica las comunidades protestan en contra de la suspensión que hizo la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de Pago por Servicios Ambientales, a través de fondos concurrentes del programa apoyos para el desarrollo forestal sustentable 2018. Este compromiso se había establecido desde el 2017, y repentinamente la CFE decidió negar el pago a las comunidades pretextando “imprevistos administrativos”.

Adelantan que esta protesta pacífica se radicalizará con la desobediencia civil de no pagar los cobros excesivos de energía eléctrica, y paulatinamente tomar las instalaciones de otras subestaciones de electricidad en Michoacán, acusando que la CFE es una empresa que miente, discrimina y viola los derechos de las comunidades originarias.

En una circular que emitieron por esta protesta las comunidades acusan que la CFE no es una empresa de clase mundial y no es socialmente responsable, es una compañía que realiza abusos sistemáticos en contra de las comunidades, efectuando cobros excesivos y manteniendo en mal estado el cableado y transformadores, discriminando a los pueblos con la actitud prepotente y agresiva de sus empleados y amenazando con presentar denuncias y criminalizar a los que se oponen a sus políticas administrativas unilaterales.

“La CFE miente a la sociedad mexicana, estableció que las tarifas eléctricas iban a bajar de precio, pero el entorno actual refleja el alza de tarifas. El colmo de sus decisiones burocráticas es que unilateralmente decidieron suspender el convenio de colaboración para el pago por servicios ambientales, a través de fondos concurrentes del programa apoyos para el desarrollo forestal sustentable 2018”, expresa la circular que emitieron las comunidades.

Acusan que la CFE se niega a coadyuvar a la protección del bosque por las comunidades indígenas, que entre otras cosas, generan captación y filtración del agua, mitigación de los efectos del cambio climático, captura de carbono, cuidado del bosque y la fauna silvestre.

“Cansados de los abusos de la CFE decidimos manifestaron pacíficamente mediante la toma de las instalaciones de la Subestación Eléctrica Carapan, asentada en nuestros territorios ancestrales y originarios, anunciando una Jornada Estatal en Contra los Abusos de la CFE, que consistirá en la toma generalizadas de instalaciones de la CFE y la desobediencia civil, mediante el cese del pago de la energía eléctrica en nuestras comunidades, entre otras acciones, mismas que progresivamente incrementaran de intensidad a medida que la empresa continúe incumpliendo y discriminando a los pueblos originarios”.

Por todo lo anterior, las comunidades piden que se instale una mesa de trabajo con representantes del Gobierno Federal, Estatal y la CFE para resolver el pago de servicios ambientales a las comunidades indígenas de Quinceo, Aranza, Capácuaro, Pomacuarán, Cocucho, Angahuan, Urapicho y Ahuiran, que en conjunto resguardarían más de siete mil 500 hectáreas de bosque.

El Consejo Supremo Indígena de Michoacán está conformado por autoridades civiles, comunales y tradicionales de más de 40 comunidades, entre ellas los pueblos de Santa Fe de la Laguna, Caltzontzin, San Felipe de los Herreros, Cocucho, Zirahuén, Apo del Rosario, Capácuaro, Huecorio, San Ángel Zurumucapio, Jicalán, Tahuejo, Zopoco, Pamatácuaro, Sicuicho, Cuanajo, Sevina, San Andrés Tziróndaro, Jucutacato, Corupo, Angahuan, Carapan, Rancho Seco, Comachuén, Paracho, Santa Ana, Cheranástico, Naranja de Tapia, San Benito, San Antonio, Aranza, Tirindaro, Agua Verde, Quinceo, Tomendan, Nuevo Zirosto, Condembaro, La Tinaja, Urapicho, Turián Bajo, Santa Rosa, Arato, Pomacuarán, Ahuirán y Santa Catarina, comunidades que amagan con sumarse a la protesta que inició en la subestación de Carapan.

Tu opinión es importante:

comentarios