HomePolíticaDiputados también dieron pellizco a licuadora financiera evidencia Auditoría Forense

Diputados también dieron pellizco a licuadora financiera evidencia Auditoría Forense

Los diputados locales también participaron con un pellizco de 16.5 millones de pesos a la licuadora financiera en la que se generó el quebranto financiero para Michoacán, según se evidencia en la Auditoría Forense realizada el Despacho Contadores y Asesores de Negocios PKF México S.C.

De manera particular el Poder Legislativo accedió a recursos provenientes de la deuda bursatilizada que fueron manejados en la licuadora financiera, y acabaron por duplicar su costo para las arcas públicas estatales.

Cabe apuntar que el informe final de la Auditoría Forense ya está en manos del Poder Legislativo y de su entrega será notificado este jueves el Pleno del Congreso en sesión. Sin embargo no es en éste documento donde aparece el listado total de obras y acciones detectadas por PKF manejadas dentro de la Cuenta Cargos por Aplicar, donde se operó la llamada licuadora financiera.

Los reportes más detallados se encuentran en los informes trimestrales presentados por la Firma Fiscalizadora durante el tiempo en que realizó la Auditoría Forense.

Es precisamente en el Informe Trimestral de mayo en donde se evidencia cómo los diputados accedieron a 16 millones y medio de pesos presuntamente destinados a “Espacios para el Poder Legislativo” con recursos provenientes de la deuda bursatilizada, acción que a diferencia del resto ni siquiera fue foliada en su momento, sin que exista reporte del origen final que tuvieron dichos recursos.

La firma PKF fue la encargada de realizar la Auditoría Forense mandatada por el Congreso del Estado a la Cuenta “Cargos por Aplicar” creada por el gobierno de Lázaro Cárdenas Batel en 2003 y en la que desde ese año hasta el 2014 se operó la llamada licuadora financiera en Michoacán, es decir, que además del gobierno lazarista ésta se manejó en el de Leonel Godoy y el de Fausto Vallejo-Jesús Reyna-Salvador Jara.

También fue en el gobierno de Cárdenas Batel cuando se autorizó la deuda bursatilizada, es decir que en lugar de ser en pesos fue en UDIS y la cual acabó por duplicarse en monto tanto que, hasta 2017 Michoacán sólo había pagado intereses sin amortizar nada al capital.

Los recursos por 16.5 millones de pesos reportados para los diputados en la licuadora financiera no se reflejan en el presupuesto que el Poder Legislativo tuvo oficialmente esos años, por lo que la inyección de dichos recursos fue más allá del manejo presupuestal del Congreso.

Tu opinión es importante:

comentarios