HomeLo más leído“El Gobierno Federal nos usó para agarrar a ‘La Tuta’ y ahora quiere tirarnos a la basura”

“El Gobierno Federal nos usó para agarrar a ‘La Tuta’ y ahora quiere tirarnos a la basura”

Rodrigo Caballero/ @RodCaballero

A Servando Gómez Martínez alias ‘La Tuta’ no lo agarraron “con base en tareas de inteligencia” o “apoyados en una investigación de cuatro meses” sino gracias a la información proporcionada por las autodefensas así lo aseguró un ex-miembro del G-250.

El Comandante Saavedra, quien peleó contra Los Caballeros Templarios en la sierra de Tierra Caliente, aseguró que, de no ser por la información de las autodefensas, ‘La Tuta’ no estaría tras las rejas.

-Cuando empezamos el movimiento los periódicos decían ‘comunitarios agarran a Templarios’, después ya entró la federal y decían ‘La Policía Federal atrapó a fulano con la ayuda de los comunitarios’ ahora no, ahora dicen ‘Atraparon a fulano por labores de inteligencia’ poco a poco nos quitan el crédito pero nosotros aquí seguimos.

Durante los operativos que se dedicaron a limpiar las comunidades de las regiones Costa y Tierra Caliente era común ver a los miembros de las autodefensas en la vanguardia mientras que la Policía Federal estaba tras de ellos.

Saavedra también desmiente al Gobierno Federal quien exhibió a Servando Gómez como “el criminal más buscado de México” ya que para él ‘La Tuta’ era solamente la pantalla de Los Caballeros Templarios.

-En sí, ‘La Tuta’ no es el organizador ni de la Familia Michoacana ni de Los Caballeros Templarios, a la familia la creó El ‘Chango’ Méndez y… quien es el organizador de Los Caballeros Templarios es Nazario Moreno ‘El Chayo’.

Sin embargo, ambos argumentos prevalecen en los “periódicos” como condensa a todos los medios de comunicación a quienes acusa de ser omisos.

El G-250

El G-250 era el grupo de operaciones especiales de la Fuerza Rural. En un principio arrancó con 100 integrantes y su nombre código era G-100, no obstante, cuando se oficializó a mediados de 2014 sus filas eran conformadas por 250 elementos de las distintas zonas de la Tierra Caliente.

El grupo tenía solamente un objetivo cazar a los templarios escondidos en la sierra y traérselos a las autoridades; una tarea que cumplieron durante un año hasta que el 15 de diciembre de 2014, el ex-comisionado, Alfredo Castillo Cervantes los desmovilizó.

Seis ex-integrantes del G-250 aseguran que pasaron temporadas de hasta un mes “trepados” en la sierra, durmiendo a la intemperie, comiendo latas de atún y esperando un sueldo que nunca llegó.

-Nos decían que ya vamos a cobrar el cheque y una cubana nos decía ‘ustedes firmen el papelito mijo que no paja nada’ y una palabra que no entendiéramos ella decía que si se ponía a explicarnos no iba a acabar nunca- cuentan algunos de los ex G-250.

La cubana a la que se refieren es María Imilse Arrué Hernández, una mujer señalada por ellos como “mano derecha de Castillo”. Arrué Hernández fue la encargada de enlistar a los miembros de la Fuerza Rural así como el registro de las armas que usan tanto los rurales como el grupo de operaciones especiales.

En un reportaje publicado por el portal La Silla Rota, la periodista Daniela Osorio Cabrera describe a la cubana como una “enigmática mujer” ya que era conocida por ser experta en sexualidad y supuesta practicante de la santería.

A pesar de las promesas, ninguno de los integrantes del G-250 recibió salario alguno, así que tuvieron que solventar los gastos por su cuenta. El Comandante Saavedra detalló “decían que éramos delincuentes pero lo que usamos se lo quitamos a los templarios”.

Pero el robo no es la única razón por la que los acusan de ser delincuentes, el Comandante Saavedra y sus muchachos pertenecen a ‘Los Viagras’ un grupo de autodefensas al mando de Nicolás Sierra Santana.

‘Los Viagras’ son señalados por personajes como el padre Gregorio López Gerónimo de ser “brazo armado de Los Caballeros Templarios”. Inclusive, el propio Padre Goyo, acusó a ‘Los Viagras’ de ser un nuevo cártel bajo el mando de Alfredo Castillo, lo que el Comandante Saavedra considera absurdo.

-El Padre Goyo, que quien sabe dónde ande, nada más está azuzando a la gente- dijeron los comunitarios.

La mayoría de las acusaciones en contra de ‘Los Viagras’ provienen de denuncias por extorsión, robo y narcomenudeo que supuestamente promovieron en los lugares a los que llegaron como miembros de las Fuerzas Rurales.

-El problema es que ellos dejaron entrar muchos malandros a sus filas y ellos estaban metidos con los templarios y conservaron las mismas mañas- dijeron miembros del Consejo Ciudadano Responsable de Impulsar un Sano Tejido del Orden Social (CCRISTOS).

El Comandante Saavedra asegura que ni él ni los muchachos con los que se encuentra han sido miembros de Los Caballeros Templarios. Son campesinos o cortadores de limones que se hartaron de los abusos.

“Yo me incorporé a las autodefensas un año después de iniciado el movimiento aun sabiendo que las autodefensas junto con el gobierno fue una batida de dedo en el hocico” aseguró Saavedra.

De acuerdo con el comandante, el gobierno utilizó a los movimientos de autodefensa para hacer el trabajo sucio. “Sucio para ellos, legítimo para nosotros (…) las autodefensas combatían al crimen organizado y adiós crimen organizado”.

Sin embargo, al terminar el trabajo grupos como el del Comandante Saavedra buscaron reconocimientos como comunitarios lo que desató el conflicto con el propio ex-comisionado Alfredo Castillo Cervantes.

-Aquí en Apatzingán nos dijeron ‘es que tú no eres comunidad eres una ciudad… es que los pueblos de la Meseta Tarasca son indígenas y tú no’ pero tanto indígenas como ciudadanos tenemos los mismos derechos constitucionales, humanos y legales pero al Gobierno Federal no le convenía que nos hiciéramos comunitarios.

Tras el rompimiento con el comisionado federal para la seguridad en Michoacán, Saavedra y sus muchachos quemaron sus camisas de la Fuerza Rural y reactivaron a las autodefensas el 14 de diciembre de 2014. Alfredo Castillo Cervantes ordenó la desmovilización del G-250 al día siguiente en una reunión a la que asistieron diversos dirigentes de la Fuerza Rural como Nicolás Sierra Santana.

“Lo que pasa es que el Gobierno Federal cree que somos un trapo nos usó para limpiar y quiere tirarnos a la basura” acusó Saavedra.

El Día de Reyes

En la mañana del 6 de enero de 2015 la Policía Federal acabó a balazos con una manifestación que exigía la captura de Servando Gómez Martínez alias ‘La Tuta’ en la que participaron algunos de los muchachos del Comandante Saavedra.

Los ex-integrantes del G-250 narran como los policías con los que antes combatieron les dispararon matando a dos de sus compañeros. Tras lo ocurrido, el comisionado aseguró que esas dos personas habrían muerto atropelladas.

Entre los 44 detenidos por los federales estaban comerciantes, boleros, taxistas y una mujer embarazada que iba a comprar juguetes por la ocasión. “Decían que todos andábamos armados gallo pero sólo cuatro traíamos arma” las pistolas que traían eran las mismas que registraron y que la Policía Federal les había permitido traer.

Ellos aseguran que les enseñaron a los policías los documentos que los propios federales les entregaron pero fue inútil aun así los arrestaron. Dos semanas después liberaron a 43 y solamente uno quedó en custodia.

El comandante Saavedra acusa a los policías federales de ser un brazo armado que se vende al mejor postor, “no obedecen ni a sus propios mandos su patrón es el dinero”.

-¿Quiénes son Los ‘Viagras’? porque se les acusa de ser brazo armado de los Caballeros Templarios.

-Por qué el gobierno se hace tonto, algunos de ellos están constituidos como Fuerza Rural, que el gobierno no se acuerda que él los registró. Ahora, son siete hermanos, porque a uno de ellos le dicen ‘el viagra’ a todos les dicen ‘los hermanos viagra’ pero no es que se hayan autodenominado ‘Los Viagras’ ni el pueblo nos diga ‘los criminales viagras’. Si ellos se constituyeron como Fuerzas Rurales del grupo G-250 porque ahora dice que son delincuentes- Acusó el Comandante Saavedra.

-Entonces ¿Qué pasó ahí con el Gobierno Federal?

– [El Gobierno Federal] nos utiliza para combatir el crimen, ya no le servimos y dice que ahora somos delincuentes porque traemos armas de uso exclusivo del ejército… si ellos mismos nos registran las armas y nos dan armas donde está el delito.

El comandante y sus muchachos le exigen a las corporaciones policiacas que se acuerden cuando pelearon juntos para combatir al crimen organizado y al Gobierno Federal le exigen reconocimiento por lo que hicieron porque, según reclamaron “no somos de otro planeta”.

Tu opinión es importante:

comentarios