HomeInternacionalEl poderoso y popular, Vladimir Putin

El poderoso y popular, Vladimir Putin

Con la aprobación del 84.4 por ciento de los ciudadanos de Rusia, el presidente Vladimir Putin, es hoy uno de los líderes mundiales más influyentes y populares del planeta tierra.

De acuerdo al Russia Beyond the Headlines, hasta antes de ser la sede de la Copa del Mundo 2018, la fama de Rusia a nivel mundial era superada por la de su presidente.

Incluso en medio de la efervescencia bambolera, la imagen del ex agente de la KGB (siglas en ruso de la ex agencia de inteligencia soviética), no deja de ser centro de atención.

Para sorpresa de los turistas internacionales, el nombre y la imagen de Putin son ampliamente utilizados en playeras, calendarios, tasas, figuras de cerámica e infinidad de artículos.

Tanto en el comercio informal, como en aeropuertos y tiendas departamentales, los souvenires con la imagen del presidente son tan consumidos como las matrioshkas o muñecas rusas consideradas el icono de este país.

¡Hey!, ¿do you like Putin? He is handsome”, preguntó un vendedor del mercado Islamovo, mientras mostraba un espejo con la imagen de su presidente guiñando el ojo. Tras un momento, respondió “Yes, many women like”.

Pero ya hablando de política, el comerciante aseguró que tras un periodo difícil, Putin hoy es considerado un buen presidente al lograr la estabilidad deseada en Rusia.

Putin, un souvenir infaltable

Y si creen que el branding que se ha hecho con el nombre y la imagen de Putin es por si solo increíble, esperen a ver el cómo, que en esta historia es lo más alucinante.

En los calendarios, playeras e imanes, los rusos no pierden la oportunidad mostrar a Putin sin camiseta, exaltando sus sus capacidades físicas y destrezas tanto deportivas como militares.

Hay una figura de cerámica de Vladímir Putin -sin playera- montando un oso, en lo que parece ser algún lugar inhóspito de Siberia, cual Chuck Norris recargado. Y aunque la imagen es falsa, es tomada como un símbolo de la resistencia histórica y poder en Rusia.

En otras facetas, aparece guiñando un ojo o con gafas obscuras, evocando la imagen del agente 007 y protagonizando hazañas como la pilotear un avión caza Sukhoi Su- o un bombardero pesado supersónico Tu-160.

Y es que si algo nos ha dejado claro la publicidad rusa, es que Vladimir Putin es un hombre duro y amante de los deportes de riesgo. Por esa razón, la figura del presidente montado en el lomo de un oso, representa muy bien a Rusia y especialmente al personaje.

Hasta en los cables filtrados de las embajadas de Estados Unidos por WikiLeaks a finales de 2010, Putin era calificado como un «macho alfa» y comparado con el personaje de Comics Batman.

Esta propaganda es quizá, uno de los motivos que mantiene a este personaje en el poder. El 18 de marzo pasado, Vladimir Putin ganó con un 76% de apoyo las elecciones de Rusia y se convirtió en mandatario del país más grande del mundo, por cuarta vez.

La gran mayoría de los ciudadanos de la Federación Rusa valora como positiva la actuación de Putin como presidente del país euroasiático.

Y en el mundo también. A decir de la encuestadora WIN/Gallup International, 43 por ciento de los entrevistados en 23 países, tienen una opinión favorable del mandatario ruso.

Su popularidad es superada sólo por la canciller alemana Ángela Merkel que con 49 por ciento, se ubica como la líder más popular seguida por el presidente francés Emmanuel Macron que obtuvo el 45 por ciento de opiniones positivas.

Aunque el papa Francisco es quien registra el nivel más alto de aceptación mundial: 56%, que entre los encuestados en América Latina llega a 75% y 66% entre los que viven en la UE-Europa.

No obstante, tanto su posición firme en la política exterior como la consolidación de Rusia como una potencia militar, ha colocado a Vladimir Putin no sólo como uno de los más populares, sino como uno de los líderes más poderosos del mundo.

En ese contexto, el general estadounidense Jack Keane, lo calificó como «el más temido y el líder más respetado en el mundo de hoy».

Además, la revista Time calificó a Putin en 2007 como Persona del año, en tanto que en 2008, lo colocó en la lista de lo 100 personajes más influyentes en el mundo.

 

Tu opinión es importante:

comentarios