HomeLo más leídoEn riesgo el sector granelero de Michoacán con desaparición de ASTECA

En riesgo el sector granelero de Michoacán con desaparición de ASTECA

Morelia, Michoacán. En Michoacán el sector granelero corre el riesgo de caer en una total desatención con la desaparición de Almacenes, Servicios y Transportes Extraordinarios a Comunidades Agropecuarias del Estado (ASTECA), tal como lo pretende el gobernador Silvano Aureoles Conejo en la iniciativa de reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública que envió al Congreso y es examinada en comisiones.

Los signos de atención solo discursiva y no en hechos al campo por la actual administración estatal, son señalados por el legislador Roberto Carlos López García quien, recuerda que en su propuesta de presupuesto para este año el mandatario hablaba de la importancia de este sector, pero a la par le propinaba recursos reducidos, como en el caso de ASTECA al cual sólo etiquetó 15.1 millones de pesos.

Ante la intención del mandatario por desaparecer a dicha dependencia, el legislador priista emitió un posicionamiento en la última sesión del Pleno del Congreso con la idea de que los recursos no se dispersen y sean destinados al sector granelero.

Y es que de acuerdo con los datos de quien fue dirigente estatal de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Michoacán produce 1.5 millones de toneladas de maíz, 500 mil de sorgo y 300 mil de trigo, y sólo se protegen con la cobertura de precios alrededor de 300 mil toneladas, es decir el 15 por ciento.

“La infraestructura de almacenamiento de granos a través de la recientemente disuelta ASTECA, es de sólo 140 mil toneladas, con infraestructura obsoleta que data de los años ochenta, en los ocho almacenes regionales en operación”.

López García considera lamentable que el sector agropecuario no cuente con el respaldo del gobierno estatal, “ya que el gobernador Silvano Aureoles, en un evento realizado en la región del Bajío en Puruándiro el 13 de mayo del 2016, anunció el apoyo para la compra de las coberturas para el Ciclo Primavera-Verano de ese año por un volumen de 600 mil toneladas, promesa que no cumplió.

“A pesar de la falta de apoyo e impulso al sector por parte del Gobierno, los productores con recursos propios lograron comprar cobertura para 448 mil toneladas”.

De acuerdo con el legislador se requiere que la participación presupuestal anual para la Compra de coberturas sea por un monto de al menos 25 millones de pesos, y para la creación de infraestructura de almacenamiento propiedad de los productores, un monto de al menos 50 millones con reglas de operación alcanzables, operativas y eficientes.

Tu opinión es importante:

comentarios