HomeInternacionalEl expresidente peruano Alan García se disparó un tiro cuando iba a ser detenido por la Policía
Con un click puedes recibir noticias gratis a tu WhatsApp
REVO.30

El expresidente peruano Alan García se disparó un tiro cuando iba a ser detenido por la Policía

El expresidente de Perú Alan García fue internado este miércoles en un hospital de Lima tras dispararse un tiro cuando iba a ser detenido por la Policía en el marco de las investigaciones por el caso Odebrecht.

Los agentes llegaron al domicilio del expresidente, en el barrio de Miraflores, en Lima, alrededor de las 6:25 hora local. En ese momento, el mandatario habría ingresado en una habitación para proceder a dispararse. Inmediatamente, García fue trasladado al hospital Casimiro Ulloa para ser atendido y sometido a una operación quirúrgica.

El disparo fue confirmado por el abogado Erasmo Reyna, defensor de Alan García, quien señaló que el exmandatario tomó la decisión de darse un tiro luego de intentar ser detenido por agentes de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad: “Indignado por esta situación, sabiendo de su absoluta inocencia”.

“Ha sucedido este lamentable accidente. El expresidente tomó la decisión de dispararse. En estos momentos él está en operación”, dijo el abogado.

“El paciente ingresó con diagnóstico de impacto de bala en la cabeza, con orificio de entrada y salida. Su estado de salud es delicado. Su pronóstico es reservado”, señaló un comunicado del Ministerio de Salud de Perú.

Zulema Tomás, titular del citado departamento, indicó que el expresidente se encuentra en un estado muy grave y continúa siendo intervenido, tras recibir reanimación cardio-pulmonar en tres ocasiones. La ministra también desmintió las versiones difundidas en redes sobre el supuesto fallecimiento del exmandatario peruano.

El caso Odebrecht

El Poder Judicial había dictado orden de detención preliminar contra el expresidente, este mismo miércoles, en el marco de las investigaciones por el caso Odebrecht.

A García se le investiga por supuestos sobornos pagados por la empresa brasileña Odebrecht para obtener durante su segundo mandato un contrato de construcción de una línea de metro en Lima.

Además, la Fiscalía peruana abrió otra investigación preliminar contra el exmandatario por supuestamente facilitar la concesión del Terminal Portuario del Callao a una empresa holandesa.

Un día antes de la orden de arresto, el martes, Alan García dijo que sería “una gran injusticia” que se dictara una detención preliminar en su contra por presunto lavado de dinero.

“Con especulaciones no se priva a personas de la libertad, ni siquiera de manera preliminar. A mí me parece que eso sería una gran injusticia, aunque las hemos visto últimamente”, aseguró el exmandatario en entrevista con RPP Noticias.

Tu opinión es importante:

comentarios