HomeDerechos HumanosFrida Guerrera, su lucha por la vida, su lucha por todas nosotras

Frida Guerrera, su lucha por la vida, su lucha por todas nosotras

Daniela Villegas

¿Cuáles son sus fuentes para armar las bases de datos de feminicidios? ¿Cómo los contabilizan?  preguntaba a una compañera que trabaja en la construcción de bases de datos sobre feminicidios en la frontera norte mexicana. A lo que ella respondía que se seguían los conteos de los medios de comunicación, pero sobre todo de los medios locales y los blogs, ya que las descripciones y cifras “oficiales” de las instituciones gubernamentales no son veraces ni puntuales.

Blogs como el de la periodista y activista Verónica Villalvazo, mejor conocida como Frida Guerrera, resultan fundamentales a la hora de hacer un seguimiento de los feminicidios no sólo por la contabilización puntual que hace de ellos desde el 2016 en su blog y en su cuenta de Twitter @Fridaguerrera, sino también porque da voz, rostro y acompañamiento a las víctimas y familiares de feminicidio, en la búsqueda de justicia.

Es por ello que las recientes amenazas de las que ha sido objeto resultan deleznables, puesto no sólo se quiere silenciar a una mujer comprometida con un periodismo de derechos humanos, sino porque busca implantar el miedo, la re-invisibilización de las víctimas.

No sería la primera vez que es amenazada por hacer su labor periodística. Ya en 2009 sufriría de hostigamiento durante su estancia en Oaxaca al hacer seguimiento y denunciar un caso de pederastia en el Instituto San Felipe de Oaxaca, caso que llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Ahora el pasado 21 de marzo las agresiones iniciarían tras reportar en su blog el 4 de agosto de 2016 la violación y el feminicidio de Karen de 17 años, caso que no ha sido reconocido como feminicidio por las autoridades, y el asesinato de su hermano Erik de 12 de Ecatepec, Estado de México.

En un país hundido en la violencia como lo es México, en que el tener cuerpo de mujer o ser un cuerpo feminizado aumenta los riesgos de vivir violencia letal, la labor de Frida es valiente y fundamental. Sus textos hacen una labor de desmitificación al politizar el discurso con titulares tales como: Zulema un feminicidio, no una historia de amor y No fue un suicidio, fue feminicidio. De esta manera visibiliza y desmonta discursos que suelen poblar los medios de comunicación masivos que reafirman y repiten esquemas patriarcales al violentar a las mujeres de igual manera desde el plano del lenguaje. Frida recupera con sus titulares de ésta manera el lenguaje que politiza que desarma que invita a la reflexión en torno a los imaginarios ya instalados y reafirmados por algunos medios del “amor romántico” y desafía las versiones “oficiales” de las instituciones al señalar como suicidio lo que claramente fue feminicidio.

Otro aspecto que me gustaría resaltar es que, a través de su periodismo digital a través de diversas plataformas, entre ellas Periscope en el que de forma continua transmite en vivo denunciando y haciendo acompañamientos en relación a los feminicidios da un giro a las connotaciones de lo público y lo privado pues trasciende ambas esferas. Entra a nuestras computadoras, a nuestros hogares, a nuestras oficinas, desde el espacio público del Internet y de las distintas locaciones donde transmite. Se apropia de ambos espacios para informar, hace lo privado público y lo público entra a las esferas privadas, unas van de la mano de las otras. Es así que con su pluma y con el video en vivo Frida denuncia y torna visibles las vidas de niñas y mujeres que suelen terminar en meros números que les arrebatan su condición de sujetas, de humanas con una historia propia.

Artículo 19 ya ha señalado en su informe publicado recientemente que el 2016 fue el año más violento para las y los periodistas en México y lamentablemente continúa siéndolo este año como lo evidencia el reciente asesinato de la compañera periodista Miroslava Breach. Ésta situación corrobora el que CIMAC y Artículo 19 publicaran el informe “El Poder del Cacicazgo: Violencia contra Mujeres Periodistas 2014-2015” que el Internet es una herramienta fundamental para el periodismo actual y donde se ha generado campañas de desprestigio hacia las periodistas donde el principal objetivo es violentarlas a través de lenguaje violento y amenazas sexuales.

Abro el blog de Frida Guerrera y empiezan a desfilar ante mis ojos, los rostros y nombres de niñas, adolescentes y mujeres adultas víctimas de feminicidio en México. Las historias se despliegan una tras otra, así como la construcción de la historia de las víctimas provenientes de distintas geografías del país. Al escribir estas líneas, Frida documenta el Feminicidio #14Oaxaca y transmite en la plataforma Periscope la denuncia del feminicidio de Gabriela Fernández del Estado de México.

Apoyemos a Frida para que continúe visibilizando, narrando y acompañando las luchas sociales y las historias de feminicidio. Su lucha es por la vida, por la de todas nosotras. #FeminicidioEmergenciaNacional

Tu opinión es importante:

comentarios