HomeDerechos HumanosIncrementa el número de michoacanas que no quieren tener hijos: Coespo
Con un click puedes recibir noticias gratis a tu WhatsApp
REVO.30

Incrementa el número de michoacanas que no quieren tener hijos: Coespo

Morelia, Michoacán. De acuerdo con información del Consejo Estatal de Población (Coespo), hay una tendencia en la disminución de la tasa global de fecundidad en México y en la entidad michoacana, estimada en 2.34 hijos por cada mujer en el estado.

Sin embargo, se estima que esta tendencia bajará a 2.13 hijos para el año 2030 y a 1.97 hijos por mujer para 2050.

Este fenómeno ocurre porque hoy más mujeres deciden no tener hijos o están postergando la maternidad y con ello reduciendo el número de hijos, sobre todo en los rangos de edad entre los 25 y los 35 años.

Tiempo en el que las mujeres terminan la Universidad, inician y consolidan una carrera profesional.

“En este sentido, estas cifras son positivas porque reflejan un mayor acceso a oportunidades educativas y laborales de parte de las mujeres; mismas que logran trazar un proyecto de vida, más allá de la maternidad. Sin embrago, el dato es contrastante cuando se observa la tasa de fecundidad adolescente, del total de nacimientos en Michoacán en 2017, casi el 20% correspondió a mujeres menores de 20 años”, señaló la directora de Consejo, Elizabeth Juárez Cordero.

En 2014 la tasa de fecundidad en mujeres de 15 a 19 años en Michoacán alcanzó los 83 nacimientos por cada mil mujeres, la tasa más alta en los últimos ocho años, ya que en 2012 fue de 81.6 y en 2018 de 79.

Este comportamiento de la fecundidad representa un reto enorme para todos, para los distintos ordenes de gobierno como para la sociedad, ya que obliga a redoblar esfuerzos para lograr el cumplimiento de la meta establecida en todo el país por la Estrategia Nacional de Prevención para el Embarazo Adolescente (ENAPEA) para el 2030, reducir en un 50% el número de nacimientos en mujeres adolescentes de 15 a 19 años de edad y erradicar por completo los embarazos en mujeres menores de 15 años.

“Se trata por sobre todo de mejorar las condiciones de vida de miles de niñas y adolescentes que se encuentran en un estado de alta vulnerabilidad; el embarazo infantil y adolescente es un problema de salud pública que si bien impacta de manera individual e inmediata en la menor, que ve muchas veces truncados sus estudios y con ello la posibilidad de acceder a un empleo mejor remunerado, también tiene graves implicaciones de carácter social que repercuten en los indicadores de bienestar, al perpetuar los ciclos de pobreza y desigualdad”, destacó Juárez Cordero.

El pasado 30 de abril el Grupo Estatal para la Prevención del Embarazo Adolescente (GEPEA) presentó y aprobó el Programa de Prevención y Atención Integral del Embarazo Infantil y Adolescente del Estado de Michoacán 2019-2021 en presencia del secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello.

Es una “hoja de ruta” que busca atender y prevenir el embarazo infantil y adolescente en Michoacán de manera coordinada y contextualizada, potencializando lo que ya se está haciendo; lo componen un conjunto de acciones y metas anuales, establecidas por entidades de la Administración Pública Estatal, pero sobre todo de manera muy destacada organismos autónomos y organizaciones de la sociedad civil.

Este programa tiene entre sus características principales, la de ser una estrategia focalizada en 30 municipios prioritarios, los cuales concentran el 70 por ciento de los embarazos en mujeres menores de 19 años.

Entre los que se encuentran Morelia, Uruapan, Zamora, Zitácuaro, Lázaro Cárdenas, Apatzingán, Hidalgo, Pátzcuaro, Los Reyes, La Piedad, Maravatío, Jacona, Tacámbaro, Tarímbaro, Zacapu, Buenavista, Múgica, Sahuayo, Salvador Escalante, Paracho, Puruándiro, Chilchota, Huetamo, Nahuatzen, Zinapécuaro, Ario, La Huacana, Yurécuaro, Turicato, Contepec.

Al día en México 28 menores de entre 10 a 14 años son madres, 2 de ellas entre 10 y 11 años, según datos de la Asociación Gire de 2018. Es importante señalar que de acuerdo con Ipas México el 70 por ciento de las niñas y adolescentes de entre 10 y 14 años, que tuvieron un hijo nacido vivo, reportaron que el padre tenía entre 18 y 78 años.

“Esto sin duda es un dato alarmante porque desmitifica la idea de que nuestros adolescentes tienen hijos con sus pares; por el contrario la maternidad prematura tiene entre sus causas algún tipo manipulación o violencia, como es el abuso sexual infantil”, mencionó Elizabeth Juárez.

Actualmente el Grupo Estatal de Prevención para el Embarazo Adolescente (GEPEA) ha iniciado el proceso de conformación de los Grupos Municipales, los 113 municipios en la entidad han sido notificados de la necesidad de colocar el tema dentro del conjunto de sus acciones transversales en la atención a esta importante problemática de salud pública que trastoca la vida de nuestras niñas, niños y adolescentes.

Se prevé que para el próximo mes de junio tenga la primer capacitación a los coordinadores de cada Grupo Municipal.

Tu opinión es importante:

comentarios

Comparte en: