HomeAmbienteLa construcción de ollas de agua se asocia con la tragedia ambiental en Peribán
Con un click puedes recibir noticias gratis a tu WhatsApp
REVO.30

La construcción de ollas de agua se asocia con la tragedia ambiental en Peribán

El crecimiento de ollas de agua, también conocidas como jagüeyes, en las partes altas de la sierra también podrían haber contribuido en el desastre de Peribán, la fuerte tormenta saturó de agua los almacenes y estos comenzaron a desbordarse, algunos se agrietaron por su peso, otros por su mala estructura sin técnicas de seguridad.

De acuerdo con información de la comisión Nacional del Agua (Congua), la estación más cercana al desastre registró una precipitación de de 57.5 milímetros de lluvia, es decir, 57.5 litros de agua por cada metro cuadrado.

Esta cantidad de agua se cumuló de forma rápida, coincidió que a estas alturas de la temporada de lluvias todos los depósitos de agua en las serranía ya están llenos, su mala construcción provocó que algunos comenzaran a desbordarse y se sumaron al caudal del Río Cutio y la presa Parástico, que finalmente formaron una poderosa corriente de agua.

De acuerdo con información de la dirección local de la Conagua, este día técnicos especialistas realizaran evaluaciones a la infraestructura hidráulica y todo lo relacionado con ese recurso natural para saber la gravedad de la situación, e incluso determinar si es necesario un abasto de agua emergente para la población.

Peribán es uno de los municipios de mayor producción de aguacate en Michoacán, pero carece de cuerpos de agua natural superficiales, en algunas comunidades de esa región se hacen perforaciones de hasta 400 metros de profundidad para sacar agua para el abasto comunitario.

Esta situación ha provocado que los agricultores construyan cuerpos de agua artificiales para regar las huertas, pero esos depósitos muchas veces se hacen sin permisos, de forma clandestina, en partes altas, sin medidas de contención o sin técnicas de protección.

En ese municipio de Michoacán se tiene un registro de 10 mil 574 hectáreas dedicadas a la producción de aguacate, y otras dos mil 400 hectáreas están destinadas a la producción de frutillas; el 30% de su territorio está sembrado con plantaciones de aguacate.

De acuerdo con registros de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo rural, Pesca y alimentación (Sagarpa), sólo desde ese municipio se exportan cada año 46 mil 400 toneladas de oro verde a Estados Unidos, 21 mil 500 toneladas se envían a Japón, y dos mil 500 toneladas a Canadá.

Para mantener esa producción se requiere una gran cantidad de agua, pero al no existir cuerpos de agua superficiales, el líquido se almacena en hollas que se construyen sobre laderas, algunos de estos almacenes tienen capacidad para almacenas hasta 3 mil metros cúbicos.

Las tragedias ambientales asociadas a este tipo de almacenes de agua son cada día mas recurrentes, en julio de este año una situación similar se vivió en fraccionamientos y colonias de Morelia, donde afortunadamente no hubo víctimas morales; hace una semana también se registraron inundaciones en Maravatío, donde el daño sólo fue en zonas agrícolas.

Tu opinión es importante:

comentarios