HomeUniversidadParo de brazos caídos y movilizaciones, no descarta el SPUM ante una eventual falta de pagos

Paro de brazos caídos y movilizaciones, no descarta el SPUM ante una eventual falta de pagos

Un paro de brazos caídos al igual que movilizaciones en la vía pública, no están descartadas por el Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), ante una eventual interrupción de pagos de salario, en el contexto del déficit financiero que vive la institución y con disponibilidad de recursos hasta la última quincena de septiembre, acciones en las que el gremio aprobó manifestarse en actos encabezados por el rector Medardo Serna González.

En los acuerdos planteados en la sesión del Consejo General de Representantes en su sesión del miércoles 12 de septiembre, se acordó consensar con “las bases” tanto el paro como las manifestaciones, como “acciones anticipadas a la falta de pago”, donde incluyeron además el bloqueo a dependencias universitarias y dirigirse al gobernador Silvano Aureoles Conejo y solicitarle su apoyo con recursos extraordinarios para solventar la emergencia financiera que vive la casa de Hidalgo junto con otras nueve instituciones de educación superior en el país.

Como parte de sus “acciones inmediatas”, el Consejo General aprobó manifestarse “en Rectoría y en eventos públicos del rector”, además de exigirle tanto a Serna como a Tesorería y al Consejo Universitario, “información financiera y presupuestal de los ejercicios 2017 y 2018, así como los dictámenes emitidos por la Comisión Permanente de Presupuesto y Control del H. Consejo Universitario”, al igual que sobre los “convenios de asignación de recursos financieros firmados entre la SEP, el gobierno del estado y la rectoría”, además de solicitar de la Plataforma Nacional de la Transparencia, información sobre impuestos declarados y dictámenes de las auditorías aplicadas a la Universidad Michoacana.

Cabe señalar que en el 2017, a partir de octubre, la Rectoría suspendió los salarios a sindicalizados y personal administrativo por la carencia de recursos, ante lo que los académicos como el Sindicato Único de Empleados (SUEUM) iniciaron paros de brazos caídos que se suspendieron hasta inicios del 2018.

Gaudencio Anaya, líder del SPUM, ha planteado un presunto acuerdo con la Rectoría para no afectar a más de 50 mil alumnos con la interrupción de clases, aunque han sido diversos seccionales los que discrepan con el secretario general, como el no haber acatado el asistir a la marcha realizada el pasado jueves 6 de septiembre, y ahora la postura planteada en el Consejo General, de consensar las acciones para exigir el pago de salarios.

Tu opinión es importante:

comentarios