HomeUniversidadRehúsa el Consejo Universitario reabrir caso de los jóvenes expulsados

Rehúsa el Consejo Universitario reabrir caso de los jóvenes expulsados

No existe ningún elemento “nuevo” como para reabrir el caso de los estudiantes expulsados de la Universidad Michoacana, consideró la mayoría del Consejo Universitario, al negarse a reconsiderar por parte de los afectados y algunos consejeros irregularidades en el curso del proceso, como el que el mismo Tribunal Universitario hubiera propuesto la suspensión de los nueve jóvenes y no la sanción máxima, al igual que la misma Rectoría se desistió de un acuerdo tras pedir a los alumnos se desistieran de un amparo en contra de la decisión.

Este martes, una ajetreada sesión del Consejo Universitario -que llevó a un receso en la misma para que el rector Medardo Serna González se trasladara al Congreso para entregar la postura de apoyo a que la Universidad Michoacana reciba el 6 por ciento de los recursos estatales, propuesta por Morena-, programada desde las 11:00 horas se reanudó hasta poco después de las 14:00 horas, una vez que retornaron los funcionarios y algunos consejeros al edificio de Rectoría.

Los estudiantes expulsados, moradores a su vez de la Casa del Estudiante Nicolaita, son acusados de haber participado en la toma de inmuebles en la movillización estudiantil del año 2016, cuando el Movimiento de Aspirantes y Rechazados exigió la ampliación de la matrícula a carreras del área de la Salud, con la presunta afectación a instalaciones en un paro que se prolongó más de tres meses, en cuyo rescate participaron incluso Serna González, y el secretario general, Salvador García Espinoza.

Tras la decisión de iniciar el proceso de expulsión, que se resolvió en el 2017 en contra de los moradores, los estudiantes se ampararon, aunque, afirman, la Rectoría les propuso el acuerdo de mantenerlos inscritos si retiraban el proceso, a lo cual habrían accedido y las autoridades no respetaron el acuerdo. El pasado mes de septiembre, a petición de varios consejeros docentes y alumnos, el Consejo Universitario accedió a que se revisaran los casos y se escuchara incluso a los jóvenes, quienes impugnan el que nunca se les informó siquiera verbalmente o abriendo vías de impugnación, por lo que decidieron reactivar los amparos en contra del órgano de gobierno universitario.

Sin embargo, desde la fecha no se había convocado a sesión del Consejo Universitario por parte del rector en su carácter de presidente del mismo, al igual que no se abordó el tema en la realizada la semana anterior, donde se votó a favor del ejercicio de los recursos aplicados por Rectoría los años 2017 y el 2018 que culmina. De los 9 casos sancionados inicialmente, dos jóvenes se retiraron de la Universidad Michoacana y se desistieron del amparo.

 

Tu opinión es importante:

comentarios