HomeAmbienteSierra Norte de Puebla en peligro por fracking; contaminarán 9 millones de litros de agua por pozo

Sierra Norte de Puebla en peligro por fracking; contaminarán 9 millones de litros de agua por pozo

Revolución TresPuntoCero

Uno de los argumentos utilizados en la promoción de la reforma energética de Enrique Peña Nieto consistió en subrayar la necesidad de permitir que empresas privadas ingresaran al mercado nacional para, “con su tecnología e inversión”, explotar uno de los campos en los que México “es rico” y Pemex no había profundizado: los hidrocarburos no convencionales.

Entre esta clase de hidrocarburos se encuentran los campos de “lutitas”, recursos que para su extracción debe implementarse la técnica de fractura hidráulica o ‘fracking’. Esta técnica, como lo han divulgado los integrantes de la Alianza Mexicana contra el Fracking, es una de las más nocivas para el ambiente, entre otras cosas, por la cantidad de químicos tóxicos que se inyectan en la tierra para extraer el petróleo y el gas contenidos en las lutitas; así como las grandes cantidades de agua que son utilizadas y que terminan contaminadas.

Aroa de la Fuente, investigadora de la organización Fundar -Centro de Análisis e Investigación- , manifestó que a pesar de representar un peligro para el ambiente y la salud de los mexicanos, el gobierno utilizó al fracking como uno de los argumentos para impulsar y aprobar la reforma energética.

De la fuente recordó que de acuerdo con estudios realizados en Estados Unidos, los productos empleados en la mezcla utilizada en el fracking, traen severas consecuencia para la salud de la población. Dijo que las comunidades cercanas a los sitios donde se emplea la técnica corren el riesgo de contraer enfermedades como el cáncer.

“De acuerdo con investigaciones que se han hecho en EE.UU. los productos utilizados para el fracking tienen severas afectaciones en la salud: producen cáncer, daños neurológicos, problemas en el embarazo, etcétera”, apuntó.

Explicó que los químicos empleados, así como el agua contaminada por la técnica, llegan a tener contacto con la población gracias a las filtraciones que produce reventar las rocas en el subsuelo. Señaló que esta mezcla tóxica se mezcla en los mantos acuíferos utilizados para el consumo de la sociedad.

“El agua contaminada llega a la superficie gracias a las fugas. Esa agua se filtra a través de las grietas que se producen y llega a acuíferos, a ríos, a la superficie y terminan afectando las fuentes de agua potable de la gente y poniendo en riesgo el derecho humano al agua, y el uso del agua para otras actividades como puede ser la agricultura.

Es importante señalar que en EE.UU. se ha presentado contaminación del agua con materiales radioactivos, como el radón. Esta agua llega a la población”, dijo.

El fracking en la Sierra Norte de Puebla

La investigadora detalló que hoy en día la región de la Sierra Norte de Puebla ha sido identificada por tener una gran riqueza de hidrocarburos en lutitas. Explicó que parte de este territorio está integrado en la cuenca Tampico-Misantla, una de las más prometedoras en materia de recursos energéticos.

Manifestó que debido a este potencial, la Sierra Norte se encuentra en peligro de que empresas nacionales y extranjeras arriben a la región para explotar las lutitas, lo que representaría un atentado contra la salud de las comunidades asentadas en la zona, así como una amenaza contra la naturaleza.

Aroa de la Fuente expuso que según datos de Pemex, la cuenca Tampico-Misantla tiene características similares al área Bakken, en los Estados Unidos. Para dimensionar las posibles afectaciones, explicó que en los pozos del vecino del norte donde se utiliza el fracking se usan 9 millones de litros de agua por pozo, combinados con alrededor de 300 mil litros de productos químicos tóxicos.

“En EE.UU. es donde más evidencia hay de lo que ha generado esta actividad, porque ya llevan produciendo más de una década. Para darnos una idea de lo que podría significar para la región de la Sierra Norte, podríamos ver el ejemplo de la cuenca Bakken. En esta se empezó a producir en el año 2000 a través de fracking y sólo cinco años después ya había 300 pozos en operación utilizando fracking; seis años después, en 2011, la cifra se duplicó a 4 mil pozos y en 2014, existan 11 mil pozos. Traslademos esto a la Sierra Norte de Puebla: imagínense 11 mil pozo en esta región”.

Aunado a lo anterior, abundó sobre las cantidades de agua que podrían utilizarse para el fracking. Tan sólo en la región de la Sierra Norte, señaló que podrían emplearse los mismos litros de agua que consumirían 7 millones de personas.

“Haciendo cálculos de la media de agua que utilizan los pozos en EE.UU. para fracturar la roca, si estos pozos se instalan en la Sierra Norte de Puebla, supondría la utilización del agua que consumen 7 millones de personas en un año, 100 litros por día, y eso quiere decir más que la población de Puebla. Es decir, se consumiría agua de un año de más personas que lo que es la población de Puebla”, apuntó.

Aún sin reforma energética, ya se utilizaba el fracking en Puebla

De acuerdo con Aroa de la Fuente, de 2008 a 2014, en el estado de Puebla se desarrollaron alrededor de mil 140 pozos para la explotación de hidrocarburos. Dijo que en este periodo en 233 pozos utilizaron la técnica fracking para extraer hidrocarburos.

Señaló que entre los municipios donde se ha implementado la fracturación hidráulica se encuentran: Venustiano Carranza, en 98 pozos; Francisco Z. Mena, en 121 pozos; así como Pantepec, en 14 pozos.

Aseguró que en estos municipios existen altos niveles de desinformación entre los pobladores, pues no conocen si se está desarrollando la fracturación hidráulica en sus comunidades. Añadió que el gobierno mantiene en la opacidad esta actividad.

En este sentido indicó que no es posible determinar si en los pozos la fracturación hidráulica este siendo usada para extraer lutitas. Explicó que la técnica también puede ser empleada para extracción de hidrocarburos convencionales.

“No estamos seguros que en algunos de estos pozos se aplicó fracking para extraer lutitas. Lo que sí sabemos es que la Sierra Norte se ubica dentro de la cuenca Tampico-Misantla donde hay señalamiento que existen este tipo de yacimientos (de lutitas), entonces puede ser que algunos de estos pozos ya este suponiendo la aplicación para lutitas, pero no estamos seguros.

En esta zona de la Sierra Norte la gente no sabe si se está realizando fracking o no. Esto es uno de los grandes problemas, es una muestra de cómo operan estos proyectos: en la opacidad y tratando que nadie se entere de lo que pasa”, dijo.

La investigadora aseguró que en uno de los proyectos de Pemex, presentado en 2014, ya se expresa la intención de desarrollar la fractura hidráulica para extraer hidrocarburos en la Sierra Norte de Puebla. Señaló que son 35 los municipios marcados en el proyecto que resultarían afectados.

“Hicimos la evaluación de una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que presentó Pemex en 2014 y que era para el proyecto regional Poza Rica-Altamira-Aceite Terciario del Golfo, en el que ya se hablaba de aplicación de fracturación hidráulica para yacimientos de lutitas, hasta estimaciones de uso de agua. El proyecto se congeló, pero contemplaba 35 municipios de la Sierra Norte de Puebla: Tlapacoya, San Felipe Tepatlán, Olintla, Huachinango, Tlatlauquitepec, Huehutela y otros más que según la MIA serían afectados por la explotación de hidrocarburos convencionales y lutitas”, señaló.

Comentó que esta información debe verse como “señal de alarma” ante la intención de empresas por explotar los recursos  pues “ahora con la reforma energética se pueden materializar en proyectos concretos”.

En Ronda 2 y 3, La Sierra Norte amenazada

La investigadora recordó que la reforma energética de Peña Nieto pone a la actividad de hidrocarburos como de interés público, por lo que se antepone a cualquier otro uso de la tierra, como la agricultura. Señaló que estos cambios legislativos facilitan la operación de los proyectos y promueven la fractura hidráulica.

Recordó que en la Ronda 0 -donde Pemex fue la única que se adjudicó campos para su explotación-  se entregaron terrenos de la Sierra Norte para comenzar ya con el fracking. Además  que dentro de la Ronda 1 ha sido suspendida la entrega de campos para explotación de lutitas, debido a la caída de los precios del petróleo; detalló que la concesión de esta clase de yacimiento se contempla para Ronda 2 y 3, donde la Sierra Norte es una de las afectadas.

“No se sabe cuándo se empieza a dar contratos a privados para lutitas, por la caída del petróleo; para que un proyecto de fracking sea rentable debe estar el precio a 65 dólares por barril. Hay cuatro bloques en la Sierra Norte de Puebla que será destinado para explotación de hidrocarburos no convencionales por contratos.

“Para la Ronda 2 se adjudicaran 56 mil hectáreas, que contemplan municipios como: Jalpan, Copala, Pantepec, Cuilotepec. Venustiano Carranza, Xicotepec. Para la ronda 3 son 35 mil 900 hectareas de los municipios de: Acateno, Ayotoxco de Guerrero, Hueytamalco, Jonotla, Apulco”, mencionó.

Tu opinión es importante:

comentarios