HomeDerechos HumanosSuplicamos al gobierno detuviera la masacre, pero nos ignoraron: comuneros de Arantepacua

Suplicamos al gobierno detuviera la masacre, pero nos ignoraron: comuneros de Arantepacua

Morelia, Michoacán.- Tras las detenciones y el fallecimiento de tres personas en la localidad de Arantepacua, municipio de Nahuatzen, derivado de un enfrentamiento entre comuneros y policías estatales, este jueves representantes de la comunidad indígena narraron los hechos ocurridos, y afirman, no haber usado armas en la confrontación y haber suplicado a la Policía Michoacán que detuviera la masacre, sin embargo, aseguran, fueron ignorados.

A las afueras de la Procuraduría General de Justicia del Estado, un grupo de comuneros y representantes del Ayuntamiento de Nahuatzen esperan desde ayer, conocer la situación jurídica de los detenidos; en las inmediaciones colgaron cartulinas que manifiestan su rechazo al actuar del gobernador Silvano Aureoles y han colocado tres veladoras que simbolizan a los tres fallecidos de ayer.

En tanto, un grupo de policías antimotines resguardan el acceso a las oficinas de la Fiscalía estatal.

Librado Ángel, uno de los habitantes de Arantepacua afirma que mientras una comitiva se encontraba en Morelia en busca de diálogo con la Secretaría de Gobierno, en la comunidad ubicada en la Meseta Purépecha, los pobladores suplicaban a las autoridades detuvieran el operativo policial que acabó en tragedia, pero el gobierno michoacano, “los ignoró y traicionó”.

“Les estuvimos suplicando, casi llorando de impotencia de no poder detener este proceder, cuando empezamos a comunicarnos con nuestra gente que qué había pasado, dijeron que ya estaban ahí y que ya estaban golpeando, que ya estaban tirando balazos, entonces le insistimos nuevamente a gobernación que parara eso, que hablara con los elementos que andaban allá con el sub secretario, que detuviera esa masacre y entonces empezaron a caer heridos, empezaron a confirmar los muertos”, narró Librado Ángel.

Los comuneros señalan que son tres los fallecidos, de estos, sólo uno fue confirmado por la Procuraduría General de Justicia del Estado, pues fue el único que se trasladó a un hospital recibir atención médica. Los otros dos, afirman, era un señor de edad avanzada y un menor de edad.

“Es un niño de 15 o 16 años, estaba en primer año de Bachilleres, él iba corriendo para quitarse del fuego y lo mataron. Hoy los van a sepultar a los tres muertos: José Carlos Jiménez, Luis Gustavo Hernández, menor de edad, y Francisco Jiménez Alejandre”, señaló el poblador de Arantepacua.

Los pobladores indígenas aseguran que durante la confrontación no hicieron uso de armas de fuego, como lo refirió el gobierno estatal; “nuestra única arma fue la organización del pueblo”, refieren.

Incluso, rechazan la versión oficial respecto a la detención de comuneros que portaban armas de grueso calibre. “Mentira, porque agarraron a una familia muy humilde que vive a la entrada de la comunidad, es un papá, la mamá y las hijas, la policía detuvo a toda la gente que encontró en la entrada, tienen detenidos a pobladores de Nahuatzen, de Comachuén y de Sevina que no tienen nada que ver”, refirieron los representantes de Arantepacua.

Los comuneros negaron haber impedido el paso de las autoridades ministeriales luego del enfrentamiento, incluso, afirman, solicitaron el arribo de ambulancias para atender a los heridos, pero estas nunca llegaron.

Además de los tres fallecidos, los habitantes contabilizan un aproximado de 10 a 13 personas que se encuentran desaparecidas, 12 detenidos durante el operativo, y 38 detenidos en Morelia cuando se trasladaban en un autobús con reporte de robo.

Tu opinión es importante:

comentarios